En cada mujer habita un deseo de ser feliz, de gozar, de relaciones sanas, de compartir con amigas, con pareja, en familia, con los hijos. Toda mujer desea tener momentos para ella, para descansar, para conocerse, para disfrutar, para conectarse con su esencia. A toda mujer le gusta ser reconocida, no solo como mujer, sino también como hija, pareja, madre, amiga, compañera. En toda mujer existe el deseo de ser libre e independiente para conseguir materializar sus objetivos y anhelos. Toda mujer desea de ser valorada y reconocida por su trabajo y sus capacidades.

Si. En todas las mujeres existen muchos aspectos y potenciales para desarrollar y expresar. Algunas mujeres se expresan mejor en lo social, otras en lo familiar, otras en lo profesional. Algunas se sienten más independientes, las otras más vulnerables y dependientes, las otras más conectadas con la esencia, las otras más estrategas.

Aun así, en todas y cada una de las mujeres existen como mínimo siete ámbitos de desarrollo, que la psicoterapeuta Jean Shinoda los representa como arquetipos basados en las 7 diosas griegas. Existe la mujer que su prioridad es conseguir sus objetivos y decidir lo que quiere en su vida, Artemisa. Existe la mujer que organiza, que planifica, que es práctica, que sabe lo que quiere y como conseguirlo, Atenea. Habita la mujer que le gusta conectarse con su parte divina, tener sus espacios para sí misma, para gozar de su propia presencia, Hèstia. También tenemos a Hera, la mujer que anhela una bonita relación de pareja, en la que haya comunicación y correspondencia, profundidad y amor. La mujer que, con su instinto maternal, anhela nutrir a sus hijos, a sus hermanos y hermanas, a sus alumnos, a sus mascotas, Demeter. Y toda mujer es hija de otra mujer con quien ha tenido una relación, a veces fácil y a veces difícil, pero que no dejan de ser madre e hija, Perséfone. Y existe la encarnación del amor, de la belleza y la sensualidad, Afrodita.

Si deseas explorar la mujer que eres, te ofrezco la posibilidad de descubrir todas estas partes de ti. A estas partes les llamo arquetipos, y nos conectamos con ellos a través de las principales diosas de la mitología griega, a quienes abrazamos y encarnamos a través del movimiento corporal, de la música, de la palabra, de la danza, del juego, del arte … compartiendo y nutriéndonos desde el corazón.

Te propongo un viaje de autoconocimiento para que descubras todo el potencial de ser mujer, para que aprendas a equilibrar tu parte independiente con tu parte vulnerable, para que sepas gozar de estar sola y en compañía, para te fundas con los demás y a la vez pongas límites sanos, para que te encuentres a ti misma, y encuentres lo que anhelas en tu vida, para que tus relaciones sean respetuosas, presentes y amorosas.

Un ciclo de 8 talleres donde vas a encontrarte contigo misma, con tu propia esencia y con tus múltiples variantes, con todas las maneras y formas de ser tu misma. Así que ¿Por qué no?, ¿Porque no atreverte a desnudarte y descubrir lo que hay detrás de tus ideas, emociones, dolores, corazas, heridas, creencias…? Quizás descubras la plenitud que eres: una mujer completa con todas sus partes, descubiertas y por descubrir, sanadas y por sanar.

Te invito a gozar. A gozar de tu cuerpo, de tu mente, de tus emociones, de la compañía con otras mujeres, de la soledad, del placer, del dolor, de la danza, de la música, del misterio de descubrirte a través de otras mujeres. Te invito a vivir todas las diosas que te habitan, a encarnar cada una de ellas, a reconciliarte con todas ellas, a acogerlas en ti.

Ver agenda.

Susana Ros Marti