El movimiento orgánico facilita la expresión natural, suave y fluida del ser, que nace de la escucha del cuerpo, y se manifiesta mediante la unión del movimiento corporal con la respiración, las sensaciones, las emociones y los pensamientos.

Es una técnica sencilla, agradable y fácil de practicar, con la que reeducamos nuestra postura, reforzamos el cuerpo, mejoramos la coordinación y la flexibilidad, liberamos tensiones, armonizamos el cuerpo con la mente y las emociones, y encontramos nuestro equilibrio interior.

¿Cómo?

El movimiento orgánico nos invita a dejarnos llevar por movimientos lentos, fluidos, suaves, conscientes y guiados, en armonía con la respiración, que nacen de la fusión de prácticas ancestrales como el chi kung, el tai chi y el yoga, con la psicomotricidad y las meditaciones activas.

¿Para quién?

El movimiento orgánico es adecuado para gente de todas las edades, siendo especialmente indicado para personas de edad avanzada y/o con dificultades motrices, pues su dificultad es baja, tiene pocas contraindicaciones y aporta grandes beneficios.

Beneficios

  • Mejora la salud.
  • Reduce el estrés y la ansiedad.
  • Procura bienestar, serenidad y paz interior.
  • Relaja el cuerpo, pacifica la mente y serena las emociones.
  • Reeduca la postura, mejora la consciencia corporal y refuerza el organismo.
  • Facilita la presencia, aumenta la vitalidad y proporciona placer y alegría de vivir.

¿Qué dicen nuestros alumnos?

TAI CHI I CHI KUNG: EL EQUILIBRIO DE LOS ELEMENTOS
Si hay cinco elementos relacionados:
fuego, tierra, metal, agua y madera
antes de hacer tai chi están desequilibrados
y no encuentran entre sí la justa medida.
Ellos están en guerra y al hacer tai chi,
el elemento tierra los equilibra
y hace que la energía fluya.
Desde dentro, el chi kung hace nacer
una sensación de paz
que a mi corazón de madera gusta,
pero que el mi cabeza de metal
corta sin escrúpulos.
Todo fluye como el viento seco,
nos sentimos bien con nosotros mismos
y además mejora nuestra salud
y nuestra relación con los demás.
Mónica Rubio
Mi experiencia es que me siento más ligera, más vital y me ha ayudado a perder peso y a encontrarme mejor.
Fina Oliver
La verdad es que hace poco tiempo que practico chi kung. Lo que sí he notado son tres cosas:
1. Durante la clase me lo paso muy bien.
2. Después de la clase me encuentro muy relajada y tranquila.
3. Al realizar los ejercicios siento como la energía se desplaza por distintos puntos de mi cuerpo.
Mireia Torres
A mí, la práctica del chi kung me aporta calma, serenidad y flexibilidad.
Eva Miquel
El Tai chi aporta calma y equilibrio a mi vida. Me sorprende que con tan poco esfuerzo se pueda conseguir tanto bienestar. Solo hace falta un poco de disciplina para repetir los ejercicios de chi kung de forma regular y obtener así todos sus beneficios. En cuanto a la forma, el tai chi es un arte marcial muy armonioso que combina a la perfección la parte física con la mental.
Anna Vilanova