“Únicamente cuando una persona descubre que es amada por ser como es, y  no por ser lo que pretende, por las mascaras tras las cuales se oculta, puede comenzar a sentir que merece, en verdad, respeto y amor.” C. Rogers

El asesoramiento psicológico centrado en la persona forma parte de la psicoterapia humanista de Carl Rogers. Se basa en 3 actitudes básicas: la empatía, la aceptación incondicional y la congruencia.

Mediante estas 3 actitudes, se establece una relación de seguridad psicológica con la persona, que favorece que la persona pueda entrar en su mundo interior, tomar consciència de sus experiencias, reconocer sus verdaderas prioridades, necesidades y metas, y así evolucionar, respetando su ritmo y proceso personal.

El asesoramiento psicológico puede ser tanto individual como grupal (a través de los grupos de encuentro).