Las Artes Clásicas del Tao son técnicas energéticas procedentes de la China antigua que siguen la filosofía del Tao -una forma de entender el  mundo basada en la observación y el respeto de la naturaleza y sus ciclos-.

Las Artes Clásicas del Tao se enseñan en el sí de la Escuela San Yi Quan y han llegado a nosotros pasando de maestro a discípulo, ininterrumpidamente desde el siglo XIII, a la manera clásica china. Actualmente el director de la escuela y único Maestro en vida de estas Artes es Georges Charles.

Las Artes Clásicas del Tao combinan el trabajo y personal e interno, enfocado hacia dentro, con el trabajo grupal y externo, enfocado hacia fuera, con la finalidad de equilibrar el yin y el yang, el interno y el externo, el reposo y el movimiento, la materia y la energía, las emociones y los pensamientos,  la inspiración y la expiración, la oscuridad y la luz…

Su práctica, que une los movimientos corporales con la respiración, las sensaciones, la intención y la visualización, armoniza el cuerpo, la mente, el corazón y el espíritu integrando acciones, sentimientos, pensamientos y creencias; y facilita la conexión con la vida y sus ciclos. La finalidad de la práctica de Las Artes Clásicas del Tao es llegar a una transformación personal que procure bienestar, salud, armonía, paz interior, serenidad, confianza, alegría y felicidad.

Las Artes Clásicas del Tao combinan las prácticas internas (alquimia interna), las prácticas externas (alquimia externa) y prácticas mixtas.