Un cuerpo lleno de energía es como la rama de un árbol llena de savia: puede doblarse y fluir con la brisa, pero no se romperá ni perderá la conexión con sus raízes.

El ritmo de vida actual hace que muchas personas vivan estresadas, de prisa y corriendo, proyectadas hacia afuera…

El chi kung (o qi gong), que significa literalmente trabajo energético o cultivo de la energía, es un término que agrupa varias técnicas energéticas de origen chino, cuyo objetivo es hacer circular correctamente y de manera fluida la energía vital de las personas, para que éstas puedan gozar de un buen estado de salud y vivir en armonía con ellas mismas y con su entorno. Antiguamente en China, el chi kung era conocido con el nombre de Técnicas de Longevidad o Yoga Chino.

A pesar de que existen varios tipos y técnicas de chi kung, todas ellas tienen en común el cultivo de la energía vital o chi, qué es lo que anima el universo y le da VIDA. Esta energía, asume siempre formas nuevas, no tiene principio ni fin, no se agota ni se destruye.

El ideograma chino para describir la energía vital o chi representa el vapor que se eleva de la Tierra para formar las nubes del Cielo. Esta imagen implica una relación entre la Tierra y el Cielo, entre lo material y lo sutil, entre el Yin y el Yang.

yin yangEl Yin y el Yang son las dos cualidades energéticas complementarias y opuestas que caracterizan cada  aspecto de la realidad: noche y día, materia y energía, reposo y actividad, resistencia y fuerza, recogimiento y apertura, interiorización y exteriorización, femenino y masculino…. en donde el Yin genera el Yang y el Yang genera el Yin: la energía se convierte en materia y la materia en energía.

Aún cuando existen muchos tipos de chi kung diferentes (chi kung médico o terapéutico, chi kung taoísta, chi kung budista, chi kung marcial…), todos ellos tienen la finalidad de armonizar la energía vital de las personas a través de técnicas psicofísicas basadas en la observación de la naturaleza y de sus ciclos.

Si deseas tener un buen estado de salud, encontrar la paz interior, equilibrarte, transcender la dualidad, y conectarte con la vida y sus ciclos, ¡ven a descubrir el chi kung!

Estudios científicos demuestran que el chi kung, practicado habitualmente, aporta beneficios a todos los niveles:

A nivel físico, refuerza el organismo y mejora la funcionalidad del metabolismo, promueve la vitalidad, regula el sistema nervioso, potencia el sistema inmunitario y endocrino, mejora el sistema cardiovascular, favorece una mayor elasticidad muscular, y refuerza los huesos y las articulaciones.

A nivel emocional, calma las emociones, reduce la ansiedad, aporta serenidad y facilita el control y la gestión de las emociones.

A nivel mental, calma la mente, aporta una mayor capacidad de razonar y una mayor calma mental, refuerza la memoria, favorece la creatividad y disminuye los niveles de estrés y las preocupaciones excesivas.

A nivel espiritual o existencial, despierta los sentidos, potencia la relación con el entorno, favorece la conexión con la vida y sus ciclos, y procura alegría interna y placer de vivir.

El chi kung es adecuado para todos, pues su práctica es suave, dulce y agradable, tiene muy pocas contraindicaciones y su dificultad es baja.